lunes, 24 de febrero de 2014

EL MAPA Y EL TERRITORIO - MICHEL HOUELLEBECQ

OPINIÓN:
Me ha gustado pero con ciertas reservas. La parte inicial, donde crtica el esnobismo  a través del arte, la creación de modas y tendencias, donde confronta arte con mercado hizo que me interesara mucho por el tono altamente provocador que tiene; pero, según avanza la novela y el pusilánime protagonista se sumerje en la nada, pues eso, no me dice nada. El autor presenta un mundo ¿esperpéntico? de artistas, famoseo, marchantes, galeristas y críticos para no dejar títere con cabeza. El propio autor es personaje y el narrador llega a escribir el funeral del autor, parece un lío pero no lo es. Tal vez esperaba mucho de este libro porque había oído hablar muy bien de él y eso haya podido hacer que no acabara de gustarme del todo; aún así creo que merece la pena por todas las reflexiones sobre el dinero, fama, amor, felicidad y todos esos grandes temas que deben poblar las grandes novelas.


SINOPSIS SEGÚN LA EDITORIAL:
Si Jed Martin, el protagonista de esta novela, tuviera que contarles la historia, quizá comenzase hablando de una avería del calentador, un 15 de diciembre. O de su padre, arquitecto conocido con quien pasó a solas muchas noches navideñas. Evocaría a Olga, una rusa a la que conoce al principio de su carrera en la exposición de su obra fotográfica, consistente en los mapas de carreteras Michelin. Después llegará el éxito mundial con la serie de «oficios», retratos de personalidades de todos los sectores. También referiría cómo ayudó al comisario Jasselin a dilucidar un caso criminal atroz. Al final de su vida, Jed ya sólo emitirá murmullos. El arte, el dinero, el amor, la muerte, el trabajo, son algunos de los temas de esta novela decididamente clásica y abiertamente moderna.