domingo, 5 de enero de 2014

EL JARDIN COLGANTE - JAVIER CALVO


OPINIÓN:
Fantástico. Mire por donde lo mire me gusta.
Los personajes: están trazados con maestría, siguiendo las simples normas que muchos escritores se cargan constantemente: no introducir demasiados en el mismo capítulo, no ponerles nombres similares y, sobre todo, describirlos con sus características más personales y únicas que los diferencian de los demás.
El espacio: el autor no se lía con descripciones interminables, sólo aparecen en la escena los elementos estrictamente necesarios para la ambientación y para crear las sensaciones que quiere transmitir.
El desarrollo de la trama: no sobran capítulos, en todos hay avance en el argumento.
El lenguaje es preciso, léxico rico sin pedanterías ¿Por qué Javier Calvo tiene ese dominio del lenguaje? Pues creo que, aparte de la genética que pueda tener, es un gran traductor y como tal es alguien obligado a reflexionar sobre la lengua. Fijaos en los traductores de las obras extranjeras que leéis y lo econtraréis con frecuencia.
Recomendado para: todo el mundo.

SINOPSIS SEGÚN LA EDITORIAL:
 Había una vez un país llamado España que permanecía dormido sin advertir que los servicios secretos trataban de rediseñar el sistema institucional a la nueva era de libertad. Así es como Arístides Lao, un agente con una mente matemática prodigiosa y problemas de sociabilidad, es designado para luchar contra la organización terrorista de extrema izquierda TOD. Lao cuenta con el agente Melitón Muria, un fiel escudero con peculiares principios. La misión de esta pareja esperpéntica y decadente será contactar con Teo Barbosa, un agente infiltrado a punto de pasar al núcleo activo del grupo armado. Pero la operación cambia de rumbo cuando Lao pone en marcha una idea tan loca como genial que traerá consecuencias inimaginables. Estamos en 1977, y en el frío invierno de la Transición el interés de los telediarios se centra en la caída de un meteorito.