miércoles, 20 de febrero de 2013

LAS VOCES BAJAS - MANUEL RIVAS

OPINIÓN:
Vuelvo a uno de mis autores favoritos y de nuevo no me defrauda. En este caso el texto nos habla de la vida del propio Rivas; podría pensarse por ello que es un libro de memorias, pero desde mi punto de vista la calidad literaria del mismo está por encima de lo anecdótico o histórico que en él hay.
Para entendernos nos encontramos ante lo que podría llamarse "costumbrismo mágico", hechos comunes de la vida vistos por la mirada extrañada del artista. Conseguir la atención del lector moderno con esta temática es difícil y últimamente sólo han conseguido la mía Manuel Rivas e Hilario J. Rodríguez, lo que dice mucho de su imaginación para hacer interesante el tema y de su maestría en el manejo del adjetivo.
Me ha gustando tanto, que ha habido días que lo he dejado en la mesilla, sin tocar, para para no tener que llegar al final y así alargar tontamente el disfrute que me ha supuesto su lectura. 
Recomenado para quien quiera leer un "librazo", no en cuanto a extensión pero sí en cuanto a calidad.

SINOPSIS SEGÚN LA EDITORIAL:
Las voces bajas es la novela de la vida. Son las voces de los niños, las mujeres que hablan solas, los emigrantes, los muertos, los animales... Las voces de los que no quieren dominar y se alimentan de palabras y cuentos.»
Desde la primera página, late algo singular en Las voces bajas. Escrita al modo de una autobiografía, todo parece verdad y todo, imaginación. Es el efecto de una novela de la memoria encendida. El libro arranca en una geografía real donde la mirada de la infancia va descubriendo, con una mezcla de miedo, estupor y maravilla, lo que de extraordinario hay en la existencia de la gente corriente.