lunes, 26 de diciembre de 2011

DESEOS - MARINA MAYORAL

OPINIÓN:
Me ha gustado y, a la vez, sorprendido, ya que esta autora era totalmente desconocida para mí. Mi interés por ella nació cuando le reprochó a Manuel Rivas haber usado el topónimo Brétema en la novela de éste Todo es silencio.

En Deseos no hay un hilo argumental claro, tampoco importa, porque lo realmente interesante es el microcosmos que la autora crea  en un ambiente algo axfisiante de población pequeña. Salvando las distancias en muchos aspectos, esa atmósfera me recuerda a la de La Regenta.

Los personajes están bien definidos. El título de la novela alude a las relaciones de unos con otros, puesto que se desean, se aman, se odian y toman relieve definiéndose a través de esas conexiones que los unen o los separan.

El paso del tiempo, diferencia de edad y de formación en las parejas, la trascendencia, la soledad, la amistad y la muerte son temas que recorren el texto y se analizan desde la óptica de diversos personajes.

La acción se desarrolla en un mismo día, desde las seis de la mañana hasta las doce de la noche (evidentemente hay mucho flash-back) presentándosenos muchas veces un mismo momento desde la vivencia de dos personajes diferentes.

Al principio me costó un poco entrar en la novela ya que no es habitual encontrarse con un narrador en segunda persona y en presente (también lo hay en primera y en tercera en pasado, pero son minoritarios), a
 modo de monólogo interior.

Las descripciones del entorno se limitan a elementos básicos y significativos de la ciudad: catedral  campanas, un par de calles y poco más.

Para recordar: la escena de las nueve de la mañana con Georgina, Ana Luz y Benilde, con un sabor muy teatral.

Para olvidar: el diálogo de las once mañana entre Consu y Monterroso, además de algún capítulo innecesariamente reiterativo

Recomendado para: todo el mundo de treinta años en adelante.

SINOPSIS SEGÚN LA EDITORIAL:

Un hombre camina por una calle silenciosa. Tras los cristales de ventanas cerradas muchos ojos lo observan al pasar. ¿De dónde viene Héctor Monterroso?
Una violación, una muerte inesperada, un accidente conmocionan a la ciudad, aparentemente tranquila. El sonido de las campanas va marcando las horas de un día excepcional.
Los deseos, como un hilo invisible, relacionan a los distintos personajes: deseos ocultos, prohibidos, difíciles o imposibles de realizar, a veces cumplidos, otras insatisfechos, pero tan intensos que condicionan sus vidas.
Deseos, una novela con la profundidad psicológica y el humor característicos de la narrativa de Marina Mayoral.