domingo, 23 de octubre de 2011

LA PLAYA DE LOS AHOGADOS - DOMINGO VILLAR

OPINIÓN:
Me ha parecido que la novela va de menos a mas. El principio se me ha hecho tremendamente descriptivo, demasiado lento, como si hubiera que rellenar páginas. En este comienzo le metería un buen tijeretazo, porque en la segunda mitad gana mucho en ritmo e intriga. Pasado el ecuador se convierte en uno de esos libros de los que cuesta separarse porque deseamos saber qué nos deparará el próximo capítulo. Ahí es donde el autor se mueve como pez en el agua y tiene nuestras narices pegadas al papel (o pantalla), acompañando a Leo Caldas por las diversas pistas falsas / elucubraciones argumentales que se presentan.
Argumento bien cerrado y trepidante al final. Como se dice coloquialmente, Domingo Villar "escribe fácil", lo que sin duda tiene su dificultad. Supera con creces a su anterior Ojos de Agua
Recomendado para: todo el que quiera pasar un buen rato con una novela policíaca en las manos.
Imprescindible para: la gente de Vigo y alrededor.

Página de la editorial


SINOPSIS SEGÚN LA EDITORIAL:
Una mañana, el cadáver de un marinero es arrastrado por la marea hasta la orilla de una playa gallega. Si no tuviese las manos atadas, Justo Castelo sería otro de los hijos del mar que encontró su tumba entre las aguas mientras faenaba. Sin testigos ni rastro de la embarcación del fallecido, el lacónico inspector Leo Caldas se sumerge en el ambiente marinero del pueblo, tratando de esclarecer el crimen entre hombres y mujeres que se resisten a desvelar sus sospechas y que, cuando se deciden a hablar, apuntan en una dirección demasiado insólita. Un asunto brumoso para Caldas, que atraviesa días difíciles: el único hermano de su padre está gravemente enfermo y su colaboración radiofónica en Onda Vigo se está volviendo insoportable. Tampoco facilita las cosas el carácter impulsivo de Rafael Estévez, su ayudante aragonés, que no acaba de adaptarse a la forma de ser del inspector.